Skip links

Narrativa transmedia para tus clases

Consigue motivar a tus alumnos usando narrativa transmedia aplicada a educación

La innovación y las herramientas digitales educativas han llegado para quedarse. Cada vez son más los docentes que conocen las ventajas del uso de nuevas metodologías en sus clases. Hoy queremos hablaros de lo que se conoce como narrativa transmedia, un concepto que permite dotar de vida a los contenidos educativos y consigue motivar a los alumnos.

Si actualmente consumimos la información a través de diversos formatos y plataformas, ¿por qué aún está tan extendido el uso exclusivo del libro de texto (o, en su defecto, su versión digitalizada para tablet) en la enseñanza? Es aquí donde entra en juego al narrativa transmedia.

La narrativa transmedia no es más que un relato narrado a través de múltiples plataformas. Cada elemento contribuye de manera única a la expansión de la historia, creando diferentes puntos de acceso. Algunos ejemplos muy conocidos en la utilización de narrativa transmedia son el Universo Marvel, Star Wars, Harry Potter, Pokemon o Matrix. En España, hay que destacar las series Águila Roja, El Ministerio del Tiempo o La Peste. Diferentes tramas, personajes secundarios u otras líneas temporales son narrados en libros, películas, videojuegos, cómics, páginas web, RRSS, etc. Se trata, pues, de una realidad a la que nosotros y nuestros alumnos, nativos digitales, están de sobra acostumbrados.

Son numerosos los docentes e investigadores que han entendido el potencial que tiene la narrativa transmedia para el aula. Algunas de sus aplicaciones están relacionadas con la didáctica de Lengua y Literatura (Peña Acuña, Beatriz) o el blended learning (Bidarra, José y Rodrigues, Patrícia).

¿Qué beneficios aporta la narrativa transmedia a tu clase?

El uso de narrativa transmedia en clase permite que las unidades didácticas sean inmersivas. Fomentan la participación al adaptarse a la realidad del alumnado, haciéndolas memorables.

¿Cómo adaptar la narrativa transmedia para tus clases?

1. Creación de un universo narrativo: Una vez seleccionados los contenidos curriculares a trabajar, tendrás que elegir la historia sobre la que girará la unidad didáctica. Esta narrativa debe estar presente durante todas las actividades que realices, convirtiéndose en hilo conductor de todas las acciones que hagas en clase.

Hay dos opciones. Por un lado, usar una narrativa que ya conozcan tus alumnos y les guste. Os dejamos algunos ejemplos de aplicación de historias para clase de algunos profes y centros innovadores: Gamificación basada en Harry Potter del Colegio Internacional Aravaca; Súper matihéroes de Aaron Asencio en el Colegio San José de Cluny de Novelda; o el videojuego de moda Among Us aplicado a la clase de lengua por Xavier Monleon en el centro Josep Andreu Charlie Rivel.

Otra opción es crear una propia. Algunos de los beneficios de crear tu propio universo narrativo es que los alumnos se sumergen más profundamente en la historia hasta el punto de que muchos no saben si es realidad o ficción. Os ponemos un ejemplo práctico: en nuestra experiencia The Grammar Army, donde se trabajan contenidos de ortografía en secundaria, usamos una narrativa propia en la que un grupo de hackers buenos quieren acabar con la mala ortografía. Este grupo secreto está buscando nuevos miembros que se adhieran a su lucha.

 

Si decides crear tu propio universo narrativo, debes pensar en el género, la localización, el tiempo, los personajes y la trama.

2. Elección de plataformas: Una vez creado el universo narrativo, debemos desgranar nuestra historia a través de diferentes plataformas, haciéndola mucho más profunda y significativa. Para ello, crearemos una plataforma principal donde se presentará la trama principal, puede ser una página web. A partir de ahí, tomaremos personajes y tramas secundarias, así como diferentes líneas temporales, para darle vida en otras plataformas. Ten en cuenta que no debe ser un aspecto fundamental para entender la narrativa principal, ya que su función es ampliar la experiencia.

Si tomamos The Grammar Army como ejemplo,  la narrativa transmedia se expande a través de las diferentes plataformas de la siguiente manera:

En el caso de Harry Potter. el universo mágico de los libros se amplía, como ya sabemos, a través de películas, páginas web, libros de otros personajes dentro de la saga, parques temáticos y un largo etcétera.

3. El viaje del alumno: Además de la historia y su expansión a través de las diferentes plataformas, es necesario pensar cómo los alumnos van a interactuar con la narrativa transmedia. Debes diseñar cómo las diferentes plataformas están conectadas entre sí y cómo se accede a ellas. Esto permitirá a los alumnos encontrar y llegar a la narrativa completa. Estas conexiones se conocen con el nombre de «El viaje del usuario», aunque en nuestro caso será mejor llamarlo «El viaje del alumno».

En la experiencia The Grammar Army queda así:

 

Como ves, la narrativa transmedia permite ampliar la experiencia educativa y llevarla a un nuevo nivel. Si tienes ganas de implementar esta metodología en tu clase, al final de este post encontrarás lecturas recomendadas para ampliar tu conocimiento sobre la materia. También puedes inscribirte en el siguiente webinar para profundizar y conocer ejemplos de narrativas transmedia para el aula:

LECTURAS RECOMENDADAS:

«T for Transmedia: Learning Through Transmedia Play» de USC Annenberg Innovation Lab.

«Los usos educativos de las narrativas trasnmedia» de Isa Villegas.

«Transmedia Education: the 7 Principles Revisited» de Henry Jenkins.

«Educación Transmedia» por Marga Cabrera y Rebeca Díez.

Deja un comentario

  1. WEBINAR: Narrativa transmedia para tu clase
    Permalink