Skip links

Introduce el aprendizaje cooperativo en clase

Descubre qué es el aprendizaje cooperativo, cómo implementarlo y cuáles son las ventajas de utilizarlo.

La entrada de los niños en la escuela supone un gran cambio en sus vidas. Pasan de relacionarse con sus familias a interactuar autónomamente con sus compañeros. Para que se relacionen con sus iguales de forma adecuada necesitan ciertas habilidades sociales. En WET_edugames creemos que el aprendizaje cooperativo ayudará a tus alumnos a adquirir esas competencias sociales. Pero, ¿qué es el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje cooperativo es una forma de organización de enseñanza-aprendizaje en la que los alumnos se organizan para cumplir un mismo objetivo. Para ello, asumen distintos roles y ayudan a sus compañeros con la intención de conseguir un éxito conjunto, Onrubia (2016).


Tipos de grupos cooperativos

Estos grupos cooperativos en lo que se organizan pueden ser de tres tipos, Johnson et. al. (1999): 

  • Grupos formales: Su duración va desde una hora a varias semanas. Tus alumnos tienen que lograr un objetivo común, asegurándose de que lo cumplen ellos mismos y sus compañeros.
  • Grupos informales: Funcionan desde unos minutos a varias horas. Se usan para concentrar la atención de los alumnos en los materiales que deben aprender, crear un clima favorable para el aprendizaje, ayudar a establecer expectativas sobre lo que abarcará la actividad, asegurar que los alumnos procesen cognitivamente el material que se está enseñando y proporcionar cierre a una situación educativa.
  • Grupos de base cooperativos. Su funcionamiento es a largo plazo. Son grupos heterogéneos con el principal objetivo de que se apoyen en lo que necesiten para tener un buen rendimiento académico.
Principios básicos del trabajo cooperativo

Estos grupos, independientemente del tipo que sean, deben cumplir cuatro principios básicos, Prenda Pliego (2011):

  1. Interdependencia positiva: El esfuerzo de cada alumno influye en ellos mismos y en el equipo, por lo que deben ayudarse para cumplir los objetivos juntos. Los miembros del equipo tienen unos roles que deben cumplir para que el equipo funcione. Estos están asignados según sus capacidades y habilidades.
  2. Responsabilidad individual y corresponsabilidad: Deben responsabilizarse de sus tareas y ayudar a sus compañeros para que todos cumplan un objetivo común.
  3. Participación igualitaria. Se aplican técnicas para que la participación sea equitativa, como la incorporación de roles.
  4. Interacción simultánea. Hace referencia al porcentaje de miembros de un equipo que trabaja e interactúa a la vez para aprender. En esta interacción comparten conocimientos, recursos y se ayudan.
¿Cómo puedo llevarlo al aula?

Para que estos grupos funcionen de una manera correcta deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Reflexiona previamente sobre la actividad. Piensa si la actividad que quieres realizar necesita concentración individual, si es así no es recomendable utilizar un equipo cooperativo.
  • Crea grupos pares. E los grupos impares el alumno sin pareja no podrá interactuar simultáneamente.
  • Forma grupos de 4 alumnos o menos. En los grupos grandes los alumnos suelen creer que la responsabilidad la asumirá otro miembro del equipo.
  • Ten en cuenta la personalidad de tus alumnos. Por ejemplo, si un alumno es tímido le costará relacionarse con el grupo, por lo que deberá colocarse con alumnos que le faciliten la comunicación.
  • Crea grupos heterogéneos.
  • Clarifica los objetivos que quieres que se cumplan, aportando feedbacks.
  • Da pautas de comportamiento, como escuchar a tus compañeros, hablar desde el respeto, etc.
  • Realiza una coevaluación, así como una autoevaluación.
  • Otorga roles para conseguir un reparto equitativo.
Roles del trabajo cooperativo 

¿Pero cuáles son estos roles que podrían asumir tus alumnos en su equipo colaborativo? Estos podrían dejarse a la libre elección de cada equipo y que estos creasen sus propios roles según sus capacidades. Te dejamos aquí unos posibles roles para aprender cooperativamente:

  • Portavoz: habla en nombre del equipo, pregunta dudas así como expone trabajos.
  • Secretario: anota el trabajo diario realizado por el equipo y recuerda las tareas pendientes.
  • Revisor: controla el tiempo de la actividad, vigila que todo quede limpio y ordenado y cuida los materiales.
  • Investigador: busca información para resolver los retos que se presenten y aporta ideas al grupo.
 
Beneficios del trabajo cooperativo

Una vez que consigas implementar el aprendizaje cooperativo, tus alumnos conseguirán ventajas maravillosas:

  • Desarrollarán competencias y mejorarán su rendimiento académico.
  • Adquirirán valores como la empatía, la ayuda mutua, la participación, la solidaridad, la comunicación y la asunción de responsabilidades.
  • Favorecerán a su metacognición y a la conciencia de sus propios errores y la autorregulación de su aprendizaje
  • Progresarán su comunicación oral y escrita gracias a la interacción.
  • Aprenderán a trabajar en equipo: con la mejora de las relaciones interpersonales y sus habilidades sociales.
  • Mejorarán la convivencia en el aula debido a que se reducirá el acoso escolar y se creará inclusividad.
  • Generarán interdependencia positiva entre los miembros del grupo consiguiendo que se apoyen unos a otros.


Como has podido ver, la implementación del aprendizaje cooperativo tiene muchos aspectos a tener en cuenta, pero son muchas más las ventajas que aporta si sabemos cómo llevarlo a nuestras aulas.

Nosotros creemos en estos beneficios, por ese motivo en nuestro proyecto The Grammar Army utilizamos está metodología para darle a los alumnos esas competencias sociales, lingüísticas y de aprender a aprender.  Esta es nuestra experiencia, pero nos enriquecería saber la tuya. Así que, si has utilizado esta metodología, déjanos un comentario con tu experiencia.


Referencias:

Deja un comentario